Mis garras se clavaron en tu barro

resistí: esa costilla nunca te perteneció

aún así, parco iluso,

creíste que era tu despojo fresco

pero me zafé en busca de mi albedrío.

Ahora necesito más arcilla en mis manos

quiero nuevas esculturas,

se trata de un deleite gratuito para el recuerdo

el resultado de lodo y fango

Edvard Munch,
                      Edvard Munch, “Vampire”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s