Él me toca con su voz rota. Su lengua mi melodía. Soy carne. Cuando irrumpe el placer el hombre es un animal en pleno bramido. Soy carne. Su fuerza se ajusta a Sansón y mi cuerpo son sus columnas. Soy templo.

Picasso
Tres mujeres. Picasso.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s