La misión del bufón, reencuentros y nuevos comienzos

La misión del bufón. Robin Hobb. Fantascy. Tapa blanda, 800 págs. 23.90€.

Bienvenidos a los Seis Ducados, quizás para algunos lectores no es la primera vez que visitan este reino, pues antaño su geografía y gentes son harta conocidas entre los audaces que deciden buscar aventuras repletas de magia en las páginas del género fantástico. En mi caso, es la primera visita que hago a este reino (más no será la última), nunca antes había oído sobre los Vatídico, los Mañosos o un tal Traspié Hidalgo, que cuentan los juglares, salvó a los Seis Ducados en tiempos de crisis y guerra.

Para los forasteros como yo, el primer pensamiento al sostener en sus manos el pesado volumen es si se podrá disfrutar sin tener ninguna noción sobre la historia anteriormente narrada en La trilogía del Vatídico: la respuesta sin ninguna duda es que sí. Aunque basada en el mismo escenario y protagonizada por los mismos personajes, La misión del Bufón, puede leerse independientemente de la saga que le precede, ya que en realidad se trata de una historia totalmente diferente gracias a los quince años que separan a esta novela con los acontecimientos narrados en La búsqueda del asesino. Este paso del tiempo marca la diferencia entre ambas trilogías y renueva la historia presentada en La trilogía del profeta blanco, y es que quince años es mucho tiempo, y ni la tierra ni sus gentes son las mismas después de tanto tiempo.

La historia, narrada en primera persona por el protagonista, Traspié Hidalgo, nos muestra cómo es su vida tras todos estos años alejado de la corte en los que ha vivido como un auténtico ermitaño, aislado de todas las tramas conspiratorias palaciegas, pero también de todos aquellos a los que quiere. Con la única compañía de su hijo Percán y de su fiel lobo Ojos de Noche, Traspié vive una vida monótona y segura, la vida que siempre buscó cuando era el asesino del rey Veraz, sin embargo, no es oro todo lo que reluce y que ansiemos una cosa no significa que cuando la obtengamos seamos felices. Ese es el conflicto que sufre el protagonista, que se acentúa cuando recibe la visita de dos de sus viejos amigos, Chade Estrellafugaz, su antiguo mentor, y el Bufón, su antiguo compañero de andanzas, quienes tratarán de convencerlo para que deje su vida de aislamiento y les ayude a encontrar al príncipe Dedicado que ha desaparecido en extrañas circunstancias.

La-mision-del-bufon-Mapa
Las tierras de los Seis Ducados

Robin Hobb demuestra por qué es una de las grandes de la literatura fantástica a través de su maestría como narradora, ya que a pesar de no ser una historia que destaque por su acción (hasta pasadas las 300 páginas el protagonista no toma parte activa de la trama o se nos muestra la misma) consigue enganchar al lector gracias al gran trabajo que hace al meternos dentro de la cabeza de Traspié y su conflicto interior. Añadida a la excelente caracterización del personaje, también demuestra que tiene recursos de sobra para engancharnos a la historia central, ambientándola como si se tratara de una novela de detectives, guiando al lector a la misma vez que a sus personajes a través de las pistas del misterio.

Para mí, la efectividad de esta novela es presentarla como una novela de aventuras de literatura fantástica de corte clásico pero a la vez añadiendo pequeñas pinceladas que la renuevan y le dan frescura. Una de esas innovaciones es la de centrar la historia en el héroe en su ocaso y no en un joven con todo su porvenir por delante y que madurará con el trascurso de la novela, pues esa historia Hobb ya la contó en La trilogía del Vatídico, ahora es el turno del Traspié adulto, el turno de descubrir qué ha ocurrido con él después de que la juventud se haya desvanecido y que haya languidecido por el paso del tiempo. Precisamente Traspié y su conflicto interior es una de las características que más enriquecen a la novela, su lucha constante por lo que considera lo más sensato y seguro, quedarse al margen del peligro, o lo que anhela su corazón, seguir viviendo aventuras para probarse a sí mismo que a pesar de la edad todavía tiene mucho que vivir.

La autora, a pesar de mostrarnos un mundo típico de la fantasía, se vale de los elementos fantásticos e introduce planteamientos muy interesantes, como ocurre en el caso de la magia. Los Seis Ducados es un mundo donde la magia tiene un alto coste, tanto personal como social, las magias antiguas asociadas al linaje de los Vatídico conocidas como la Habilidad y la Maña, son una fuente poderosa pero también algo muy arriesgado para la persona que las emplea, creando una necesidad adictiva de usarla y dejarse llevar por ella, además de ser perseguidas por la sociedad, obligando a los que la poseen a esconderse para no ser ejecutados por el populacho.

En definitiva, La misión del Bufón es una gran apuesta para los amantes del género fantástico que engancha tanto como Habilitar y que nos presenta una historia, que de primeras no parece ser gran cosa pero que va creciendo a cada página hasta llegar al final, que sin duda en los siguientes volúmenes se irá desentrañando como algo más complejo y oscuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s