Mi secreto está roído,

escondido

detrás de alguna lámpara roja

advirtiendo a los pasajeros del peligro.

Liquida verdad

succionada

en un paréntesis de sucedáneos recuerdos,

dimes y diretes

resolverán

nuestro teorema de falsedades,

un problemático cuadro

reducido

a la corta herida de vivir en engaños

empañados en sucios cristales…

donde no se quita,

la mugre,

no se quita

.

eleven-am
“Las once de la mañana”, Hopper

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s