Mi secreto está roído, escondido detrás de alguna lámpara roja advirtiendo a los pasajeros del peligro. Liquida verdad succionada en un paréntesis de sucedáneos recuerdos, dimes y diretes resolverán nuestro teorema de falsedades, un problemático cuadro reducido a la corta herida de vivir en engaños empañados en sucios cristales… donde no se quita, la mugre, no se quita .   Continúa leyendo

soy lenguaje corporal alma frita en la mesa (la cometa vuela y sigo atada) en este país portátil pero… debo descubrir, por la mirilla, un nuevo mundo que salta muros otro muro y más muros mi inmigración vacía vilipendiada escarnecida derrochada ¿de qué valió? ¿valió la pena? salto otro muro el de la basura dura ruda burra potencia temerosa: Saturna papel hueco y tachado pena ahogada en mi pie sin pasos para saltar muros y más muros                               ‘El hombre en el cruce de caminos’,  Diego … Continúa leyendo

Allí está aquella rosa despintada y desangrada como si fuese un arbusto en medio de un parque desahuciado. Su familia, un rosal, pide a gritos auxilio al sauce. El árbol, sabio, hace oídos sordos y se regocija de lo único que le queda: su auto destierro. El sauce sabe que tiene el valor suficiente para no empatizar con el resto, sintiéndose gratamente orgulloso de su intimidad. La rosa desangrada, ahora casi deshojada por los prejuiciosos matojos, es consciente de que se marchitará. Aquella flor hermosa que en su día fue espera a que llegue el momento culmen de la caída … Continúa leyendo

Tumba el párpado oscuro, contagioso al desprenderse del árbol. Recuerda: segregarás aromas de nadas y de pocos. residuo de polen será nuestro orgullo el día a día. terca y pesada presunción arropará nuestro jardín. me planto, ahora y siempre, en un lado indiferente de la vida: la utopía. La duda será: la cara blanca y el tallo firme que tiembla como aquel jazmín, detestable bondad. pero la rosa se abre obscenamente roja (y) es la detestable perfección. Continúa leyendo

Muere descompuesta el alma. Dos semanas han de pasar para creerlo, para verlo, para olerlo. Nadie reclamó; cuerpo joven pero marchito, cuerpo no comprendido y coleccionista. Ser inexistente que deja trámites en el corazón y un vacío tan copioso que abarca toda nulidad. Muere descompuesta el alma. Cuando nadie habla, nadie llora, nadie grita. Solo queda un periódico con tres frases anónimas. Pobre y mísera muerte que habitas aquí arrastrando piedades mudas en saco de indiferencia. Muere descompuesta el alma. Cuando en vida tu hijo pródigo era un juicio de incomprensión. Continúa leyendo

En el silencio me extravío. Esta oscuridad pesa como la brea que piso. De adentro hacia fuera me restriego con la brea, es tan fuerte su olor bruno que estornudo un vendaval de cuervos. Estos pájaros de mal agüero crían pequeños cuervecitos que se pierden en la penumbra de la idea. Todo es negro. La mirada de aquel chico también lo es, y me confunde con el vacío de la intemperie. Ambos, flotamos junto a los pájaros azabaches en un paraíso tormentoso y oscuro, parco y callado, obsceno y desnutrido, roto y clavado. En un paraíso del que nadie está … Continúa leyendo

Una gota de leche triste cae en su vida. Esa desconsolada amargura que surge de su seno está disfrazada por el suero del consentimiento (la base de su ser). La interrogación ante el espasmo del por qué a mí acecha en su blanca habitación. Sus amigas, la bata hospitalaria y la cama, no dicen nada. Por ahora sigue cayendo leche; duele cada triste gota que aflora desde el origen de los tiempos, y sin más, sin que nadie se percate, seguirá cayendo leche hasta que se seque entera. Continúa leyendo

Se invoca a la catástrofe, a la defecación de las palabras extraídas de unos labios que nada saben de la insana pureza íntegra. Mi dedo acusador se dirige a mi estómago que se remueve y orina pena a cantaros. Mis oídos solo quieren ser mudos. Por tu “verdad” partes siglos de admiración de lo que ahora es un espejismo. La venda transparente cae para ver mi sospecha, para verme y callarme porque ya no sé de quién soy ni de dónde vengo. Continúa leyendo